Apego a los resultados

El éxito es estresante sólo si tú asumes que así debe ser. La ambición genera ansiedad sólo cuando estás demasiado apegado a los resultados.

Tener éxito es algo que haces. No es lo que tú eres.

Si no logras alcanzar los resultados que buscas, eso no te convierte en menos persona. Claro que tu objetivo es ser exitoso, pero es mucho más efectivo optar por el éxito que necesitarlo.

Espera lo mejor, y pon lo mejor de ti en el esfuerzo; luego estate dispuesto a aceptar los resultados, cualesquiera puedan ser.

Dedícate intensamente a eso que te propones y a lo que haces, pero no te preocupes ni te obsesiones por lo que puedas conseguir.

Tus esfuerzos más efectivos provienen de quien tú eres, no de aquello que necesitas. Deja de lado tu apego a los resultados, y alcanzarás los mejores que jamás hayas conseguido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.