En tiempo de vacas flacas

¡No puedes ser amigo de Dios sólo en tiempo de vacas gordas! ¡Debes seguir sirviendo al Señor aun cuando todo vaya mal!

La mayoría de los cristianos son capaces de tener fe en circunstancias y situaciones normales y corrientes, en lo que suponen que Dios va a hacer; pero solamente los que tienen gran fe, como Job, pueden decir, cuando todo va mal y parece contrario a la Palabra y a lo acostumbrado: «¡Aunque Él me matare, en Él esperaré!» (Job 13:15) En otras palabras, Job decía: Aunque parezca que Dios está faltando a Su propia Palabra conmigo, aunque Él me mate en contra de todas Sus promesas, ¡yo seguiré confiando en Él!

Si solamente vas a estar dispuesto a creer y obedecer al Señor mientras todo vaya sobre ruedas, no creerás ni obedecerás mucho, ¡porque cuando se sirve al Señor hay muchas cosas que parecen salir mal! Mas, aunque «muchas son las aflicciones del justo», la Biblia promete que «¡de todas ellas le librará el Señor!» ¡No importa cuántas sean ni nada! (Sal. 34:19) Así que tratemos de ser capaces de soportar nuestras pruebas y tentaciones, ¡y confiar en Dios pase lo que pase!

¡Confía, pues, en Dios, por muy oscuro que el camino te pueda parecer! ¡Toma Su mano hasta que raye el alba y despertemos semejantes a Él!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.