No te vas a salir con la tuya

Un grupo de estudiantes de la escuela secundaria Renaissance de Detroit decidió faltar a clases para asistir a un concierto de rock en Hart Plaza.

Pensaban que se habían salido con la suya. Pero al día siguiente apareció el periódico The Detroit News en los puestos de periódicos con una foto a color del concierto… puesta en primera plana. ¿Y quiénes estaban en la foto? Exactamente: los estudiantes que faltaron a la escuela Renaissance, fácilmente reconocibles por cualquiera.

La Biblia nos enseña que no podemos ocultar nuestras iniquidades. Tal vez podamos cubrirlas por un tiempo e incluso salirnos con la nuestra por un período largo de tiempo. Pero inevitablemente vendrá el día en que debemos enfrentarlas, ya sea en este mundo o en el venidero. Pablo dijo a los gálatas: «No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.» (Gálatas 6:7)

Quizás tengas algún pecado secreto que estés ocultando. Si es así, te apremio a que lo confieses y lo abandones. O tal vez te estés dejando llevar poco a poco a una situación que sabes está mal y te sientas tentado a ir en pos de ella, pensando que no te van a atrapar. En ese caso te ruego que no sigas adelante. Puede que tu foto no aparezca en la primera plana de un periódico, pero la Biblia dice que no te vas a salir con la tuya.

Las semillas de lo mal hecho se pueden sembrar en secreto, pero la cosecha no se puede ocultar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.