Cosas que hacer en una hora

Un experto en administración del tiempo pidió una vez a un grupo de seminaristas que pensasen rápidamente en una lista de cosas que pudiesen hacer en una hora. Entre las numerosas respuestas escritas en el pizarrón se encontraron las siguientes:

  • Pasear al perro
  • Cortar el césped
  • Tener una amena conversación con mi cónyuge
  • Visitar un amigo de edad avanzada o que se encuentre enfermo
  • Descifrar un sueño
  • Trotar por el parque
  • Jugar a la pelota con mi hijo
  • Escribir una carta largamente pospuesta
  • Pagar las cuentas del mes
  • Escuchar un CD completo
  • Limpiar la pecera
  • Jugar un encuentro de tenis

El grupo se rió de algunas ideas y quedó serio ante otras. Al final de la sesión, en un par de minutos, habían hecho una lista de más de cien sugeridas. Cuando el experto en administración le pidió que señalasen la actividad que tuviese el mayor efecto a largo plazo, el grupo pensó durante un rato. Por inmensa mayoría, eligieron la idea que pudo ser explicada con una sola palabra: ORAR.

No es tan importante cuántas horas das, sino qué le das a las horas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.