Disputa entre la becada y la almeja

Una almeja estaba abriendo su concha para calentarse al sol cuando una becada le dio un picotazo.

La almeja atrapó con rapidez el pico del pájaro y lo retuvo con fuerza.

– Si no llueve hoy o mañana -dijo la becada-, habrá aquí una almeja muerta.

– Si no puedes darte el lujo de desprenderte hoy o mañana -dijo también la almeja-, habrá aquí una becada muerta.

Como ninguna cedió, un pescador que por ahí pasaba atrapó a las dos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.