¿Cómo ser optimista?

Estás en un mundo problemático y te acosan las dificultades. Mas, ser optimista no depende de circunstancias externas, sino de tu posición positiva frente a problemas, conflictos y dificultades.

Cultiva la posesión de ti mismo y acostúmbrate a imaginar vivamente las posibilidades de abundancia de bienes, satisfacciones y éxito.

Superas el pesimismo, y sus terribles efectos, imaginando siempre lo mejor para ti y trabajando tenazmente por lograrlo. Pon todo el potencial de tu mente y de tu fe en el auxilio de Dios, al servicio de tu progreso integral y de la ayuda a los necesitados.

El optimismo es la fuente perenne en la que puedes saciar tu sed de todo lo positivo de la vida.

Del libro «366 Maravillosas Motivaciones», de Tiberio López Fernández

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.