El Jardín de Rosas

El primer año que viví en esta casa sembré quince rosales que me habían regalado mis amigos. Fue un trabajo duro, pero yo podía imaginarme un jardín como los de las revistas. Al final de la primavera las rosas florecieron y durante un mes, el jardín fue maravilloso; pero luego las rosas comenzaron a desaparecer.…Continúa leyendo El Jardín de Rosas

Con mi corazón y mis manos

Meditaba en su cuarto de estudio un predicador, buscando una ilustración sobre el amor. De pronto entró en el cuarto su hijita pequeña, diciendo: – Papá, siéntame un poco sobre tus rodillas. – No, hijita, no puedo ahora; estoy muy ocupado -contestó el padre. – Quisiera sentarme un momento en tus rodillas, súbeme, papá -dijo…Continúa leyendo Con mi corazón y mis manos

Un tiempo para orar

Unos años atrás, un anuncio de televisión enfocaba el rostro sonriente de una preciosa joven. Aparecía mirando hacia abajo y evidentemente ocupada con cierta tarea, aunque no se veía lo que hacía. Mientras desempeñaba su labor, ella oraba. El anuncio hacia énfasis en ocupar tiempo para orar, aunque tuvieran que desarrollarse otros deberes durante el…Continúa leyendo Un tiempo para orar