No te olvides…

No te olvides que fuiste niño… No te olvides que fuiste joven… No te olvides que serás adulto… No te olvides que serás anciano… Porque aquel que olvida su niñez, será un adulto sin alegría… Aquel que olvida su juventud, será un anciano sin recuerdos… Aquel que pierde su alegría, y no guarda sus recuerdos,…Continúa leyendo No te olvides…

Cada cumpleaños

El tiempo pasa. La vida no se detiene. Llega un nuevo cumpleaños. De niños, o también de grandes, el cumpleaños es el momento de los festejos. El pastel, las velas, las canciones, los aplausos, los regalos… En cada cumpleaños recordamos a los propios padres. Fueron ellos quienes, desde su amor, se abrieron a la esperanza…Continúa leyendo Cada cumpleaños

¡Este es mi cuerpo, esta es mi sangre!

Una vez más ante ti, Señor. Hoy es un día grande para ti, para nosotros, para tu Iglesia. Es la solemnidad donde se exalta y glorifica la presencia de tu Cuerpo, tu Sangre y tu Divinidad en el Sacramento de la Eucaristía. ¡Hoy es Corpus Christi! ¿Qué te podemos decir, Señor? Tan solo caer de…Continúa leyendo ¡Este es mi cuerpo, esta es mi sangre!

Buscar lo mejor

Somos lo que elegimos, lo que optamos. Dios no impone nada, solamente ofrece, dejando al hombre la libertad de decidir. Muchos prefieren las joyas, los coches, los caminos fáciles. Hay sendas para los más variados deseos, pero hay cosas que la herrumbre no corroe. Son los ideales nobles, el bien, la fraternidad, la alegría, el…Continúa leyendo Buscar lo mejor

El globo negro

Un niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en una plaza. En un determinado momento, el vendedor soltó un globo rojo, que se elevó hacia el cielo, atrayendo la atención de todos los niños de la plaza. Luego soltó un globo azul; después un globo amarillo; a continuación un globo blanco y por último…Continúa leyendo El globo negro