Limonada # 451

Si nosotros limitamos el misterio del pecado a nuestra imaginación, podemos caer en el peligro de limitar el misterio de la Gracia a nuestra imaginación.

Cardenal Francis Eugene George OMI
Arzobispo de Chicago

Libros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.