Limonada # 365

Y como Dios ayuda especialmente a sus siervos, muy tranquilo debe vivir quien sirve a Dios. «Quien teme al Señor de nada temblará, ni tendrá pavor, porque él mismo es su esperanza» (Eccli 34,16).

Escritos Catequisticos – Santo Tomás de Aquino

Libros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.