Comienza por ti mismo

No puedes esperar crear paz y armonía en el mundo mientras no hayas encontrado paz y armonía en tu interior.

Tienes que comenzar por ti mismo. Tienes que comenzar en pequeña medida y dejar que crezca y se expanda.

Un roble poderoso tiene sus comienzos en una pequeña semillita y, sin embargo, en esa pequeña semillita está contenido todo.

Tú contienes la paz del mundo en tu interior, así que, ¿por qué no dejas que crezca y se expanda dentro de ti, hasta que ya no pueda ser contenido y estalle, llevando paz y armonía al mundo?

Esta comienza en ti mismo, por eso sé plenamente consciente de la parte vitalmente importante que tienes que jugar para ayudar a llevar paz y armonía al mundo.

Nunca cejes en tu empeño y culpes a los demás por el estado del mundo; en vez de eso, entra en acción y haz algo acerca de ello.

Algo que solo podrás alcanzar únicamente con la ayuda de Dios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.