Piensa en futuro

Desde que se puso de moda el carpe diem parece que hay que vivir en clave de presente: hoy, ahora, aquí, ya. Sin embargo, sólo si uno es capaz de proyectar, soñar e imaginar algo que todavía no ha llegado será capaz de luchar por ello. Sólo quien es capaz de tender puentes entre el momento actual y las posibilidades de lo que está por llegar podrá recorrer algunos caminos.

Proyectar es reflejar un objeto en algo que está más adelante. Algo de eso es también la vida humana. Anticipar lo que puede llegar a ser y ponerse manos a la obra. El plano del arquitecto dibuja un espacio futuro. El boceto del artista intuye formas aún no alumbradas. El diseño del ingeniero descubre posibilidades que algún día se materializarán. Es parte del talento más humano el presentir la belleza, la armonía, el sentido aún por llegar.

Algunos grandes personajes de la historia fueron los que aprendieron a descubrir horizontes distintos, y se atrevieron a perseguirlos. Mary Wollstonecraft riéndose de las barreras que discriminaban a las mujeres. Nelson Mandela encarcelado por la igualdad robada. Mahatma Gandhi luchando por la libertad conseguida sin violencia. Teresa de Calcuta bajando de un tren para aliviar el sufrimiento de muchos. Martin Luther King compartiendo un sueño. Y muchos más hombres y mujeres, públicos o anónimos, de hoy y de ayer, que fueron capaces de entrever cambios, de alumbrar utopías y convertirlas en realidad, incluso aunque sus nombres no llenen los titulares ni copen las portadas, aunque sus fotos nunca salgan de los álbumes familiares. Sólo quien es capaz de percibir las semillas de lo posible será capaz de regarlas y dejar que den fruto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.