Comportamiento canino

Alguien escribió una carta a un pequeño hotel donde pensaba ir de vacaciones, diciendo:

«Me gustaría mucho llevar a mi perro. Es aseado y educado. ¿Me permitirían tenerlo en el cuarto por las noches?»

Y ésta fue la respuesta del dueño del hotel:

«He dirigido este hotel por muchos años. En todo ese tiempo jamás he visto a un perro que se robe las toallas, las sábanas, los cubiertos o los cuadros. Nunca he tenido que expulsar a un perro en medio de la noche por estar borracho y causar desorden. Nunca he tenido un perro que provoque escándalos o que se vaya sin pagar la cuenta. Por supuesto, su perro es bienvenido a mi hotel. Y si su perro responde por usted, usted también es bienvenido.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.