Decir Gracias… ¡hace que la gente sonría!

Mateo Henry, un famoso comentarista, fue asaltado por unos ladrones que le robaron su cartera.

Entonces él escribió lo siguiente en su diario:

«Señor, ayúdame a estar agradecido: primero, porque nunca antes he sido robado; segundo, porque aunque se llevaron la cartera, no me quitaron la vida; tercero, porque aunque se llevaron todo lo que tenía yo, no era mucho; y cuarto, porque fui yo quien fue robado y no quien robó.»

He encontrado en la vida gente que le cuesta ser agradecida y en lugar del agradecimiento su boca está llena de lamento, quejas y sus ojos listos solo para encontrar lo negativo. Agradecimiento es una hermosa joya que nunca debemos perder en el camino. ¿Cuándo fue la última vez que expresó agradecimiento a Dios? ¿Cuándo fue la última vez que fue agradecido con alguien? Pruébelo… la palabra «Gracias» hace que la gente sonría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.