La persona que quieres vive

Cuando mueren personas con quienes se ha estado estrechamente unido, cuando nos quitan a un ser querido que había llegado a ser parte de nosotros, se nos va un trozo de nosotros a la tumba, y el «¿por qué?» nos arde en la cabeza y en el corazón, hasta que alguien pronuncia las palabras liberadoras: ¡La persona que amas, vive!

Eso es lo que dice el cristianismo a cuantos rodean, desconcertados y abatidos, el cuerpo sin vida de alguien querido: ¡La persona que quieres vive! ¡Habrá un reencuentro!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.