Milagroso Señor de Esquipulas

Milagroso señor de Esquipulas

He venido de tierras lejanas, para ver al señor de Esquipulas.
He venido de tierras lejanas, para ver al señor de Esquipulas.
Cuando escucho sonar las campanas, de su templo, que son tan rechulas,
toda mi alma se llena de gozo y con fe me arrodillo a rezar…

¡Padre nuestro, que estás en los cielos, un rosario te vengo a cantar,
milagroso señor de Esquipulas, toda mi alma te vengo a entregar!

Nunca olvides mi patria y mis padres, no abandones mis hijos señor…

Milagroso señor de Esquipulas, por doquiera regá bendición,
toma en cuenta que traigo de lejos, mis plegarias con todo fervor,
milagroso señor de Esquipulas, por doquiera regá bendición.

Desde Honduras y de Nicaragua, viene gente cruzando caminos,
son muchísimos los peregrinos, que visitan el templo sagrado.

Mexicanos que vienen cantando, como llegan los salvadoreños,
y al repique de alegres campanas, todo el mundo comienza a rezar.

¡Padre nuestro, que estás en los cielos, un rosario te vengo a cantar,
milagroso señor de Esquipulas, toda mi alma te vengo a entregar!

Nunca olvides mi patria y mis padres, no abandones mis hijos señor…

Milagroso señor de Esquipulas, por doquiera regá bendición,
toma en cuenta que traigo de lejos, mis plegarias con todo fervor,
milagroso señor de Esquipulas, por doquiera regá bendición,
milagroso señor de Esquipulas, por doquiera regá bendición.

José Ernesto Monzón Reyna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.