Bikinis en Brasil

¿Por qué los turistas ya no pueden observar a las chicas brasileñas en bikinis? No pueden, al menos en afiches, porque desde el 2004, el gobierno del Presidente Luis Ignacio Lula Da Silva prohibió la aparición de las famosas garotas en las campañas oficiales de turismo del país.

«Durante 50 años el gobierno de Brasil invitaba a los extranjeros a pasar vacaciones en nuestras playas, muchas veces mostrando mujeres semidesnudas», explicó Eduardo Sanovicz, Presidente del órgano encargado de la difusión turística de Brasil, EMBRATUR.

Por muchísimos años, la mujer ha sido usada como un objeto de comercio y tristemente no ha sido usada sino que ella se ha dejado usar. No debiera en realidad ser un gobierno quien regulara eso, sino la misma mujer debiera decir «ya no más». Sin embargo, siempre hay un principio interno que lleva al ser humano a perder la sensibilidad y ese principio o ley interna es la ley del pecado.

Sólo podemos ser libres de esa ley con otra ley superior, que Pablo el Apóstol llama la Ley del Espíritu. Cuando esa ley opera en nosotros ya no somos más usados ni esclavizados por el pecado ni por las mentes pervertidas.

Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu. La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz. La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.

Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios. Sin embargo, ustedes no viven según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios vive en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo.

Deja que hoy la Ley del Espíritu gobierne dentro de ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.