Jesús Nazareno, Nuestra Señora de Concepción

Viernes Santo, Viernes Santo,Viernes Santo en aquel dia iba la virgen Maria en busca de su hijo amado. Al volver de una esquina con una mujer se ha encontrado

-Señora, ¿ha visto usted a mi hijo amado?
-Si señora que lo he visto, por aqui ha pasado, con el peso de la cruz y 2 cadenas arrastrando.

Yo saque mi pañuelito y su sudor se lo he limpiado. Caminenos, caminemos hacia el monte del calvario, por mucho que aligeremos lo estaran crucificando.

Ya lo clavan por los pies, ya lo clavan por las manos, ya vienen las tres Marias con los tres caliz dorados, recogiendo la sangre que Jesucristo ha derramado.

Amen.

En este día recordamos cuando Jesús muere en la cruz para salvarnos del pecado y darnos la vida eterna. El sacerdote lee la pasión de Cristo en la liturgia de la Adoración a la cruz. Ese día no se celebra la Santa Misa.

En las iglesias, las imágenes se cubren con una tela morada al igual que el crucifijo y el sagrario está abierto en señal de que Jesús no está.

El color morado en la liturgia de la Iglesia significa luto. Se viste de negro la imagen de la Virgen en señal de luto por la muerte de su Hijo.

Podemos recordar leyendo el Evangelio de San Juan, capítulo 18, versículos 1-19, 42.

¿Cómo podemos vivir este día?

Este día manda la Iglesia guardar el ayuno y la abstinencia.
Se acostumbra rezar el Vía Crucis y meditar en las Siete Palabras de Jesús en la cruz.
Se participa en la Liturgia de Adoración a la Cruz con mucho amor, respeto y devoción.
Se trata de acompañar a Jesús en su sufrimiento.
A las tres de la tarde, recordamos la crucifixión de Jesús rezando el Credo.

Completa tu lectura en Catholic.net

Foto de Ariel Arrecis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.