Archiva lo que realmente vale

Adquiere, a cualquier costo, un hermoso cofre para que guardes tus evocaciones positivas.

Conserva en él los recuerdos de las personas que te han hecho oportunos y generosos servicios; o de aquellas que te han estimulado, tanto cuando has triunfado como cuando has fracasado o has estado deprimido.

Guarda en tu cofre, como preciosos tesoros, las sonrisas acogedoras de los amigos que has encontrado en la vida.

Y deja siempre abierta la tapa del cofre para que puedas fácilmente deleitarte con la música apacible de estos recuerdos.

Enriquece de alegría tu soledad con el recuerdo de las personas bondadosas.

Del libro «366 Maravillosas Motivaciones» , de Tiberio López Fernández

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.