De la Gaviota

Estaba en un embarcadero en San Diego, California, conversando con una mujer de la Traición de la Luna, un tipo de aprendizaje femenino que trabaja en armonía con las fuerzas de la naturaleza.

«¿Quiere tocar una gaviota?», preguntó ella mirando las aves en la muralla del embarcadero.

Claro que sí. Pero siempre que me aproximaba, ellas se volaban.

«Intente sentir amor por ella, Después, haga este amor expandirse por su pecho como un haz de luz, atendiendo al pecho de la gaviota. Y aproxímese con calma.»

Hice lo que ella ordenó. Dos veces no conseguí nada, pero una tercera, como si yo hubiese entrado en «trance», conseguí tocar a la gaviota. Repetí el «trance», con el mismo resultado positivo.

Cuento aquí esta experiencia, para quien quiera intentar. «El amor crea puentes en lugares que parecen imposibles», dice una amiga mía.

Del libro «Maktub», de Paulo Coelho

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.