Guatemala: ojalá no fuéramos independientes

“…Nuestros padres lucharon un día, encendidos en patrio ardimiento y lograron sin choque sangriento…”

Me gusta mas la versión romántica, de que la independencia, fue para ser autónomos con propia autodeterminación y no la que dice que los sectores económicos y pudientes de la época, provocaron la independencia, con la idea de beneficiarse. En fin, el asunto es que ya sea gracias o por culpa, de los próceres, nos desligamos de España, quien hasta esa fecha, ejercía la soberanía sobre el territorio que actualmente llamamos Guatemala.

Pero, ¿que hubiera pasado?, si Guatemala no se hubiera independizado, siguiendo el efecto dominó, que iniciaron otros territorios ocupados. Pensemos por un momento, con mente abierta, para empezar y lo mas traumático para algunos, no seríamos un país, sino posiblemente una mas de las regiones autónomas que ahora tiene España, no seríamos una colonia. Es posible, que nuestro acento, fuera un poco mas parecido al de los españoles y claro, usaríamos muchos de sus modismos al hablar.

Pero esto es lo superficial, sin pensamos en el aspecto económico, nuestra moneda sería el Euro y tendríamos mucho mas poder adquisitivo que El Salvador, que actualmente utiliza el Dólar, no estoy seguro, pero quizá no fuéramos americanos, sino euro-americanos, al ser parte del territorio español, podríamos viajar por toda la zona del Euro, sin mas problema que el de disfrutar el viaje. Seguramente los viajes intercontinentales serían mucho mas baratos de lo que son ahora.

Tendríamos además una certeza jurídica, de que las leyes serían aplicadas y cumplidas, estaríamos a la vanguardia de la tecnología mundial, nuestro nivel educativo sería infinitamente superior al actual, todos no solo sabrían leer y escribir, sino mas del 95% de la población tendría una o mas computadoras en casa, y mas del 85% de los habitantes, tendríamos una conexión a internet, treinta veces mas rápida y pagando un 40% menos que lo que tenemos y pagamos actualmente.

Los periódicos amarillistas no existirían y si estuvieran, lo mas escandaloso que publican sería sobre tal o cual vestido usó la princesa de Asturias, en tal o cual recepción. Las noticias sobre varios asesinatos diarios, extorsiones a granel, corrupción, las veríamos en la sección de internacionales, refiriéndose a otros países tercermundistas.

Al tener un alto nivel educativo, no tendríamos a nadie de la clase política actual, que compra votos a cambio de libras de arroz y botellas de aceite, ofrecer trescientos quetzales, sería considerado un insulto, sobre todo teniendo un sistema de seguro social, altamente eficiente, justo y digno. A pesar de que nuestro sistema de salud fuera de clase mundial. Tener varios premios Nobel egresados de las aulas universitarias, sería algo común, claro las universidades no serían tomadas por un grupito de pelones encapuchados, que transgreden la ley, para exigir que se cumpla le ley.

Con este alto nivel educativo, tendríamos en la Comunidad Autónoma de Guatemala, varias fábricas de automóviles, desde donde España se expande comercialmente al resto del continente, además que seguramente, por la posición cercana al ecuador, tendríamos alguna base de lanzamiento de naves espaciales, al estar cerca de Estados Unidos y ahora que la Nasa ya dio de baja al transbordador espacial, les venderíamos el servicio de transporte de satélites, que seguramente también serían construidos acá.

Es muy posible, que nuestra vacaciones fueran durante el verano y que nuestra mayor preocupación durante ese período, es la de ver el itinerario de nuestro próximo viaje, claro que no existirían los viajes solidarios al puerto, porque todos tendríamos la capacidad económica suficiente para ir a cualquier lugar del mundo que quisiéramos. Por supuesto, al ser ciudadanos españoles, no necesitaríamos visa para entrar a Estados Unidos, ni la gente emigraría ilegalmente hacia allá a buscar que le paguen en una moneda mas débil que la propia.

Las fronteras con El Salvador y Honduras, estarían fuertemente vigiladas, impidiendo que los mareros y delincuentes, perseguidos en esos países, se vinieran a establecer acá. Nuestro territorio sería muy diferente, se respiraría un aire diferente, nos alimentaríamos diferente, no tendríamos escasez de azúcar, que casualmente sirve para aumentar su precio. Los desastres naturales no nos afligirían tanto, porque de forma eficiente, rápida y transparente en el uso de los recursos, los impuestos, son bien invertidos y no pasarían meses enteros, para que el país continuara con su vida diaria.

No pasaría como en el caso de la cabecera departamental de Escuintla, en la que mas de treinta mil de sus habitantes, tienen mas de ciento diez días, casi cuatro meses, sin contar con el servicio de agua entubada, no potable, porque nunca lo ha sido, pero si agua corriente que llegue a las casas. Habría un alcalde que prontamente hubiera resuelto el problema y no dar cuatro meses de excusas, sin ni siquiera dar esperanzas de solución rápida. Y eso que la tormenta Ágatha no afectó tan fuertemente a esa región.

No nos preocuparíamos por eso, porque posiblemente nunca hubiera pasado, gracias a la alta calidad de la infraestructura con la que contaría cada ciudad, no tendríamos puentes de cartón millonariamente sobre valorado, tendríamos pavimento nuevo en las carreteras cada año y no solo, cuando bien nos va, parche sobre parche, o como es normal ver, agujero sobre agujero.

Al ser Españoles, no habría que piratear la señal de cable, para ver los partidos del Barça y el Real, ni la gente se vería ridícula, al apoyar a capa y espada a alguno de estos equipos o a otros de la liga, como si realmente fueran ya españoles, o es que es una forma subliminal de querer ser español. Además no soñaríamos con ir a un mundial de fútbol, porque estaríamos aún celebrando, el primer campeonato que nos regalaron, los rojos y cremas no serían mas que un remedo mal hecho de estos equipos españoles y no tendrían ningún valor para nosotros, claro, la calidad deportiva en general sería de alto nivel, con instalaciones de dignas.

“…y lograron sin choque sangriento…”, la sangre que no derramaron ellos, la derraman tantas y tantas personas que de forma diaria pierden la vida de forma violenta y por causas menos nobles, un celular es suficiente razón, para que hayan mucho mas muertos diarios que los que hubo durante la época del conflicto armado.

Si para vivir, como lo anteriormente descrito, tengo que cambiar los nuevos billetes de doscientos quetzales, por los euros, tengo que dejar de cantar el himno nacional y no llamar República, sino Comunidad Autónoma a Guatemala, cambiar el gentilicio por el de Español, cambiar el clima de inseguridad y corrupción, por el de tecnología, abundancia, oportunidades, igualdad, derecho, educación y salud, pues sin tanto pensarlo, díganme donde tengo que firmar, que a estas alturas, ver ondear un rojo y amarillo en lugar de un azul y blanco, es el menor de los problemas.

¿Y que hubiera pasado, si hubiéramos seguidos anexados a México?, hoy estaríamos celebrando el “grito” y hablando de forma chabacana y corriente o con acento mezclado, como lo hacen en el occidente, ¡oh!, eso ya lo hacen muchos sin necesidad de estar anexados y sin disfrutar de los adelantos tecnológicos y precios bajos del combustible que tienen los mexicanos.

Finalmente también tendríamos la oportunidad de optar por ser el Estado 51, de Estados Unidos, que para empezar implicaría un problema para ajustar una estrella mas a la bandera, aunque ese sería trabajo de la Nasa, encargada del estudio de las estrellas, pero a cambio, usaríamos el Dólar, seguramente todos hablaríamos inglés, los demás países nos tendrían envidia por poder ir a Disneylandia sin necesidad de visa, los servicios de salud, serían mejores, la educación sería mejor, la economía sería mejor, la esperanza y el nivel de vida sería mucho mejor.

Total, todo lo anterior es lo mismo que legal o ilegalmente, hacen cada día, las personas que emigran a Estados Unidos, van a un país, que es como el que les gustaría que fuera el propio, entonces, ¿porque no probar todos las mieles, de la prosperidad, formando todos, parte de un país próspero?.

Tantas cosas que podríamos tener, tantas cosas que podríamos ser, no logro terminar de entender porque fue que “…lucharon con patrio ardimiento…”, ¿de algo sirve el falso patriotismo, que se pone de moda cada 15 de septiembre?

Nos llamaríamos Españoles o Estadounidenses, nos conocerían como gringos o americanos ¿a cambio de que, de la soberanía?, ¿cuál soberanía?, en cualquier caso saldríamos ganando. ¿Que mas ventajas tendríamos?. Ahora que ya soñamos con una vida mejor, que pudo haber sido la nuestra, ya podemos despertar y afrontar nuestra realidad. ¿Quienes estarían dispuesto a renunciar a la nacionalidad, a cambio de una vida mejor?

1 thought on “Guatemala: ojalá no fuéramos independientes

  1. Soberanía!!! Cuál soberanía, si vivimos bajo una total tiranía.
    Vivimos bajo el yugo de los delincuentes que nos gobiernan, bajo el peso de la absurda ignorancia que nos aniquila.
    Cual soberanía?, la del hambre?, la de la pobreza?, la de una vida sin esperanza?
    Estoy totalmente de acuerdo con vos, aunque a mi me resulta indiferente ese tema de la nacionalidad que solo sirve para adornar los discursos políticos y para engañar a los inocentes que no activan a su mente y la ponen a trabajar.
    Gracias por la reflexión, me ayudó a aclarar una idea incomoda que me rondaba la cabeza desde que vi el primer desfile.
    Saludos

Leave a Reply