Galerías Primma: falta de respeto a los clientes

Haciendo unos trámites en la SAT, me vi en la necesidad de ir a la agencia ubicada en Galerías Primma. La primera vez que fui a este centro comercial, fue tres días después de su inauguración, cuando eran muy pocos los negocios que estaban instalados y muchos los locales vacíos, quizá era un presagio de lo que sería en el futuro.

Ir a un centro comercial que se encuentra vacío, no es algo que llame la atención, entonces opté por no ir, sino hasta el año pasado, cuando se realizó una reunión en la que se promovía el uso de Ubuntu, con talleres y conferencias.

En esa oportunidad, el área que se utilizó fue el patio central, lamentablemente, esta actividad se vio empañada por la misma infraestructura donde se llevó a cabo. Este sector de Galerías Primma, está cubierto por un techo en forma de bóveda, que tiene un material transparente (presumiblemente plástico), que deja entrar la luz del sol, muy bien desde el punto de vista ecológico y del ahorro de recursos energéticos, pero si estuviéramos en otra latitud del planeta. En nuestro país, ese diseño inspirado, es impráctico, ya que la intensidad de la luz es demasiada, que a las personas en su interior les resulta molesta, además que no es solo la luz sino el calor el que entra a través de este techo abovedado.

Guatemala, un país tropical, donde su posición geográfica permite que tengamos una cierta temperatura y clima propios, muy diferente al de latitudes mas al norte, no permite que este tipo de diseños se puedan utilizar. En mi reciente visita, porque no tenía otra opción, me di cuenta de varias cosas importantes, el techo se encontraba cubierto, en gran parte, por sarán, la malla de polietileno de alta densidad, que se usa para regular la sombra y temperatura en los invernaderos, es decir, taparon un hoyo y destaparon otro. Regularon la luz, de una forma muy poco elegante y a la vez la temperatura, que también aumentó.

Pero era de esperarse, es mas barato y rápido, corregir el error de diseño de esa forma. Cambiar el techo o el material del que está echo, definitivamente es algo impensable, para las administraciones locales.

Lo que mas me sorprendió y que no dejó mas que indignarme, fue el ver como construían una Montaña Rusa dentro de Galerías Primma, supongo que por razones de mercadeo, al ver que este centro comercial es cada vez menos visitado y que con la gran competencia que existe actualmente, a alguien se le ocurrió, que eso sería una buena idea para atraer clientes potenciales, que irían a ver la novedad.

Mis visitas a la SAT, fueron durante el proceso de construcción, donde los instaladores del monstruo, estaban volando en el aire, sin mayor equipo que un simple lazo amarrado a la cintura y los que tenían suerte, un casco. Incluso vi a uno de ellos que se quedó enredado y no podía bajar.

Por supuesto el ruido era insoportable, sin contar el miedo que se experimentaba al pensar que algo podría caer sobre uno. Supongo y espero, que al menos, haya habido aunque sea un ingeniero estructural, que haya hecho los cálculos y que no se haya instalado así, solo por que se veía bonita, aunque busqué, no encontré el nombre de la constructora o del taller o de quien sea, que fuera el responsable de esa construcción.

Finalmente fue terminado y lo que era previsible, un ruido molesto propio del juego mecánico, que en otras circunstancias, quizá al aire libre, no hubiera sido malo o se hubiera pasado desapercibido, pero en un lugar cerrado, con la acústica que genera la bóveda del techo, hace que se multiplique, haciendo que uno como visitante se sienta molesto ante el ruido. Compadezco a las pobres personas que tienen que laborar día a día, en Galerías Primma y que irremediablemente deben escucharlo durante sus jornadas laborales.

Pero eso no es todo, además, como si fuera poco lo molesto del ruido, la iluminación y el calor, el peligro latente o al menos la sensación de peligro, que uno experimenta, cuando la montaña rusa, instalada dentro del centro comercial, viaja a toda velocidad, a pocos metros y sobre las personas que visitan y trabajan en el lugar.

Tengo la esperanza que solo sea una sensación y que nunca se llegue a dar una fatalidad, pero tomando como antecedentes todo lo anterior, solo será cuestión de tiempo, para que quizá esto suceda. Mi pregunta es, si cuando uno quiere hacer un cuartito en su casa, cualquier tipo de ampliación o modificación, se debe tramitar una licencia de construcción, la cual debe ser aprobada, supongo que en un caso como este, se tuvo que haber seguido el mismo trámite.

Pero que pasa o en algún momento va a pasar, cuando personal poco calificado, que opera y que espero, le de mantenimiento al aparato, lo hace de forma sumamente deficiente, como será demostrado a continuación, pues que será muy poco el tiempo que pase para que ocurra algún hecho que lamentar.

En Galerías Primma se falta al respeto a los clientes, con la instalación de la montaña rusa en cuestión, al no ofrecer las medidas de seguridad mínimas y necesarias para su operación. En el siguiente video, tomado por un usuario de esta montaña rusa, se observa todo el recorrido, desde el punto de vista del que viaja. Esto implica explícitamente, que llevaba una cámara o un celular con dispositivo de video con el cual grabó el recorrido. Al no hacerse de forma profesional, en cualquier momento, este dispositivo pudo haberse caído y con la velocidad del desplazamiento que llevaba, podría haber sido suficiente, para causar daños a las personas que están abajo o incluso en la misma montaña rusa.

¿Porque se dejó que un usuario grabara este video?, ¿porque no se tomaron las medidas correspondientes?, ¿que hubiera pasado si este u otro objeto se cae en pleno recorrido e impacta con alguna persona?, ¿quien asume la responsabilidad de los daños que se puedan causar, de las vidas que están en riesgo latente?

Por esa razón, por mi parte, espero no ir nunca mas a Galerías Primma, un centro comercial donde se atenta y se juega con la seguridad de quienes lo visitan, Si alguna vez es retirada esta instalación del interior, es posible que reconsidere el visitar nuevamente ese comercial.

El video lo vi en Guatemala en Video. La imagen la vi en Skyscrapercity

4 comentarios en “Galerías Primma: falta de respeto a los clientes

  1. Pues yo no le había puesto atención a lo de la iluminación y calor… lo que si me molesta es que al no tener vehículo tenga que dirigirme al punto medio entre la San Juan y la Roosvelt para poder entrar al centro comercial y no tener una entrada más accesible

    1. Es cierto, tenés razón, algo mas para la lista, no hay facilidades para los peatones, en ninguno de los dos extremos hay ingreso peatonal y el recorrido se hace sin protección de lluvia o sol.

      Saludos.

      1. pues para mi propuesta seria que pusieran en chiquimulila santa rosa un centro comercial ya que haca a chiquimulilla vieneje jente de la frontera del salvador guazacapan y taxisco toda esa inmensidad de jente viene aca a chiquimulilla se aria millonaria la persona que pusiera aca un centro comercial con cines circuito alba ooo cinepolis aca hay mucho espacio como para hacer un tical futura o un miraflores aver quien toma la idea elque quiere tenr mas dinero de lo que tiene es la mejor inversion que aria porque aca el unico centro comercial es el de escuintla pero esa a 1 hora de camino asi que le combendria poner uno aca en chiquimulila santa rosa

      2. El comentario del centro comercial de Chiquimulilla es toda una **** como va a dar para un ti al futura o un Miraflores o un Cinépolis si lamentablemente Santa Rosa es un departamento precario! Es una vergüenza que deban viajar hasta Escuintla que ni Escuintla da para un mall!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.