Los enemigos mejor de cerca

Dijéronle a Filipo, rey de Macedonia, que un vasallo suyo hablaba mal de él. Y los cortesanos que tal denuncia formularon aconsejaron al monarca que, por lo menos, le desterrase del reino.

Negose Filipo a tomar tal medida contra el maldiciente, y cuando, extrañados, le preguntaron la causa, respondió: “Porque cuanto más se aleje de donde yo estuviese, serán más los que le oigan.”

Leave a Reply