Querer es poder

La oficina de reclutamiento del ejército de Bombay, recibió una carta de tres muchachos entre los 10 y 13 años, en la que preguntaban si había algún medio por el cual ellos pudieran ayudar a su país. Los niños, que eran hermanos, estaban «casi seguros que eran demasiado pequeños, pero…», como uno de ellos explico, «creemos nuestro deber preguntar de todos modos… Podemos hacer miles de cosas pequeñas.».

La respuesta que recibieron de la oficina de reclutamiento, en la que expresaban su pesar de que por su corta edad no pudieran ser aceptados decía:

«Sin embargo, hay muchísimas cosas que pueden hacer. Pueden ayudar a sus padres en la casa cuidando sus zapatos y su ropa con objeto que duren más tiempo. No desperdicien la comida, vayan a la escuela y lleguen siempre a tiempo… No se les olvide cada noche pedirle a Dios que guíe a nuestra nación y a nuestro presidente.» .

Aquellos que están verdaderamente ansiosos de hacer un mundo mejor para sus semejantes, realmente desempeñan una labor efectiva por el simple deseo de prestar un servicio. Querer es poder.

6 comentarios en “Querer es poder

  1. @Sakis: definitivamente la oración debe estar presente en todos los momentos de nuestra vida, como fuente de energía, de inspiración y de ayuda.

    Si queremos cambiar el mundo, debemos empezar por cambiar nosotros mismos

    Saludos 🙂

  2. en las pequeñas cosas que hacemos se esconden nuestras grandezas. Aveces nos enfocamos en querer hacer algo grande, algo que se note, pero requieren más esfuerzo las pequeñas cosas que implican constancia y determinación.

    Importantísimo eso de orar por la Nación…..lástima que muy pocos lo hacemos (y aquí me incluyo por que no lo hago TODAS las noches).

    abrazos Pepe.

  3. Hola Prosódica: como tu dices son las pequeñas cosas o los pequeños detalles, los que le dan el valor a las cosas, un simple cubo de azúcar cambia radicalmente el sabor de una taza de café.

    Lo mas importante no es el tamaño de las cosas que hacemos, sino como las hacemos, es importante, rezar cada día, pero mas importante es, que cuando lo hagamos, lo hagamos de corazón y sinceramente.

    La oración no es para pedir lo que no tenemos, es para agradecer por lo que si tenemos.

    Saludos 😀

  4. Hola Regina, totalmente de acuerdo contigo, empecemos por lo que tenemos cerca, trabajemos en espiral, iniciando con lo que está a la mano para ir expandiéndonos, sin perder de vista ni olvidar, cual es nuestro origen.

    Saludos a ti también.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.