Trata a los demás como hermanos

Hace poco conducía mi auto y, al llegar a una intersección, un auto que iba adelante tuvo que frenar de pronto pues otro auto no hizo del todo el alto. El del primer auto empezó a sonar la bocina del auto y a gritar por la ventana; cuando el conductor del segundo auto bajó la ventanilla, resultó que al parecer eran amigos, y todo terminó en risas y algunos gestos.

Me puse a pensar entonces cuán diferente sería el mundo si viéramos a los demás no sólo como amigos, sino como hermanos. Si en vez de gritar habláramos o si en vez de ser indiferentes perdonáramos.

¿Acaso no somos hermanos todos?

Que en esta semana que inicia Dios nos regale el don de ver a todos como hijos del mismo Dios, donde todos somos iguales y tenemos el precio invaluable de la Sangre de Cristo.

Arturo Quirós Lépiz

4 comentarios en “Trata a los demás como hermanos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.