Vence al mal con el bien

Aprende a pensar y a sentir por los otros, a proceder con los otros como quisieras que procedieran contigo.

Aprende a comprender y a entrar completamente en sus vidas y en sus corazones, derramando amor y comprensión hacia ellos, y por eso eliminando toda crítica, todo juicio o condenación.

Comprende que el amor transforma y transmuta todo odio y amargura, y que la comprensión abre completamente los corazones que han estado cerrados y han permanecido fríos y sin respuesta.

Pon en práctica en tu vida aquellas palabras: «No resistas al mal sino que vence al mal con el bien». Es más fácil decirlo que hacerlo, pero hasta que lo hagas y lo vivas, no podrás tener paz y buena voluntad hacia toda la humanidad.

Esas palabras han sido oídas, leídas y predicadas por años, pero no han sido vividas, y es por eso que hay guerras, destrucción, maldad y odio en el mundo. Continuará hasta que la humanidad aprenda a vivir la vida y no sólo hablar de ella, hasta que aprenda a hacer que estas palabras maravillosas vivan y vibren en la vida cotidiana.

Del libro «Abriendo las puertas de tu interior», de Eileen Caddy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.