Salvado por una araña

Aunque muchas veces lo había leído, nunca lo había visto en acción en vivo y a todo color y me pude dar cuenta que lo que pasan en el canal discovery no se compara con la dura y cruel realidad.

Desde hace unos meses, vivo en la costa sur del país, e inevitablemente, ahora que estamos en invierno, nos vemos colmados por los mosquitos y de vez en cuando por los zancudos (que son dos insectos distintos, aunque a veces los confundamos).

Pues resulta que escribiendo sobre Guatemala en Blog, vi como se posaba impunemente, sobre el monitor de la computadora, un enorme zancudo, más grande de lo normal, según mi primera impresión, al verme imposibilitado de ofrecerle un buen golpe sin dañar la pantalla del monitor, lo insté a volar para atraparlo al vuelo, sin embargo su experiencia en escapar es mayor que la mia en cazar zancudos y no lo pude atrapar.

Sin embargo el final estaría cerca, al volar, subió hasta el techo, donde una araña casera recién había fabricado su telaraña y fui testigo de como el zancudo quedó atrapado en la tela de la araña y de como esta furiosamente lo embiste, dejandolo, en pocos segundos, totalmente incapacitado para escapar, el resto es historia… para el zancudo.

En agradecimiento por los servicios prestados, dejaré que la araña salvadora siga construyendo sus telarañas a cambio de que me libre de esas pesadillas voladoras que en la noche no dejan dormir.

Parece ser que el equilibrio ecológico y la naturaleza misma se han encargado de mantenerse en perfecto órden.

1 comentario en “Salvado por una araña

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.